MARGARITO & AMAPOLO ZONA / Uva: + TIERRA DE CÁDIZ, Petit Verdot, Tintilla

 

Así se llama este tinto, inspirado en las flores que crecen en mi viñedo de Jerez. Tanto la tintilla de Rota como la Petit verdot son dos variedades que viven en perfecta armonía tanto en esta tierra como unidas en una copa de vino. La tierra albariza aporta frescura y mineralidad a estas viñas que se han adaptado al terreno con una naturalidad y un resultado sorprendentes.

FICHA TÉCNICA

I.G.P.: Tierra de Cádiz
Uva: 50% Petit Verdot 50% Tintilla de Rota
Grado Alcohólico: 15% vol.
Temperatura de servicio: entre 14 y 16 grados
Elaboración y viñas:

El viñedo es una parcela única que se encuentra en el término municipal de Jerez dela Frontera, está conformado por viñas de 20 años. El terreno es de suelo franco con perfiles de albariza y nódulos de caliza de hasta un 18%.
Selección de racimos, vendimia manual y despalillada. Más tarde tiene lugar una maceración pre fermentativa y arranque de la fermentación alcohólica con un 20% de palillo en cubas y tinos de madera durante 10 días a temperatura controlada. Descube tras maceración post fermentativa durante 6 días y crianza sobre un 30% de lías finas. Posteriormente crianza durante 12 meses en barricas de roble, 75% francés.

DESCARGAR PDF FICHA TÉCNICA

FICHA DE CATA

Fase visual: Color rubí grana con una capa muy alta, brillante y unas sugerentes lágrimas de procedencia glicérica.

Fase olfativa: Destaca su perfumada olfacción en la que sobresalen sutilmente aromas que recuerdan a la fruta negra e incluso a la aceituna de molino, combinándose armoniosamente con notas tostadas propias como el humo o la ceniza que hacen de ella una sensación olfativa muy elegante en su conjunto. Se recomienda siempre oxigenar el vino y dejarlo reposar en la copa para poder disfrutar de la riqueza de prescriptores aromáticos con los que nos deleitará según pasa el tiempo y donde aparecerán caracteres singulares del varietal y del suelo.

Fase gustativa: Su apacible y untuosa boca, propia de su cuidadosa elaboración sobre lías, contrasta rápidamente entre sensaciones cálidas y un frescor original que equilibra y redondea nuestro paladar.
Sus taninos dulces y golosos acarician nuestras papilas dando una persistencia agradable tras la deglución que se ensambla con los recuerdos de los aromas que registramos en nariz y donde el chocolate también se hace presente en el retrogusto final

MARIDAJE

Platos con legumbres, frutos secos, verduras asadas; carnes de caza, guisos livianos, arroces, quesos semiduros.